Saltar al contenido

¿Qué tipo de cocina es mejor para mí? Inducción o Vitrocerámica

Encimera de inducción

Los dos tipos de encimeras eléctricas más usadas para cocinar son, la vitrocerámica y la placa de Inducción. Aunque a primera vista nos resulten casi  iguales, tienes varias características que las diferencian.

Para que tengas claro cuál elegir, te detallamos las ventajas, propiedades y funciones de cada una de ellas:

Placa de Vitrocerámica pros y contras

placa de inducción sobre encimera blanca
Elegante conjunto de placa vitrocerámica y horno.

Ventajas frente a inducción

Las vitrocerámicas tienen un precio más barato: Un factor a tener en cuenta a la hora de decidirte por una placa vitrocerámica es su precio.

Las vitros son más económicas que las placa de inducción y existe una enorme variedad de ofertas, como el comprar un conjunto de horno y vitrocerámica para ahorrar en tu inversión si quieres renovar el horno también.

Puedes utilizar tus recipientes de siempre: Este modo de cocina, como sucede con el gas, admite cualquier material para calentar, no es necesario de recipientes específicos, así que ahorrarás en menaje.

Además podrás usar tus cuencos de barro, perfectos para ciertas comidas que requieran un control gradual de la temperatura.

Recipientes de cristal aptos para vitro
Tus menaje clásico, de barro o cristal podrás usarlo en tu vitrocerámica.

Crea un calor paulatino: Debido a que la vitrocerámica no calienta instantáneamente la comida ni las ollas, supone una ventaja para ciertas recetas que necesiten de un proceso de cocción más lento y constante, al calentar de forma gradual, no hay riesgo de que se quemen los alimentos o pierdan algunas de sus propiedades.

Una muestra sería el calentar café en tu habitual cafetera italiana, que requiere una temperatura progresiva dejando una mezcla persistente entre el agua y el café molido, con el fín de que se disuelva perfectamente.

Es sencilla de limpiar: Al ser una encimera totalmente plana, no necesitas de mucho tiempo ni esfuerzo para limpiara la suciedad que se pueda haber acumulado tras la cocción.

Dejando que se enfríe la placa vitrocerámica antes de su limpieza, te bastará con algún producto preparado para vitro que quite las incrustaciones que se produjeran, aunque solo será necesario si se han esparcido muchos restos al cocinar.

En el caso de que sean salpicaduras de aceite al freír, con pasar papel de cocina te será más que suficiente.

Control táctil placa vitrocerámica
Las placas vitrocerámicas soportan bien los golpes y grandes pesos.

Sigue eficiente aún cuando queden algunos restos de suciedad encima de la placa: El calor sigue circulando aunque puedan un pequeño recubrimiento de suciedad, la vitrocerámica soporta estas impurezas bastante bien y hasta las carboniza por lo que su limpieza es aún más fácil.

Desventajas frente a inducción

El consumo de electricidad es mayor que la Inducción: Al estar formada por resistencias eléctricas, poseen un mayor gasto de luz, si la usamos muy a menudo.

Es mas lenta en coger temperatura: Aunque esto favorece al cocinar ciertos platos, puede tardar si vamos con cierta prisa o si queremos hervir mucha agua.

Para algunas recetas más complejas la vitro puede resultar un poco lenta, ya que necesita más tiempo para calentar.

placas vitrocerámicas con sartén tradicional
Si bien con las vitrocerámicas nos podemos beneficiar del calor residual, resultan más lentas al iniciar la cocción.

La placa no se enfría al instante: Cuando apaguemos el foco hay que pensar que la comida sigue cociendose, ya que el recipiente seguirá caliente por el calor residual.

La vitrocerámica tarda un poco en enfriarse, sin embargo esto resulta una ayuda a la hora de ahorrar energía, pues podemos terminar de hacer el guiso con la vitro apagada.

Es menos segura si tienes niños alrededor: Debido a que aunque esté apagada sigue caliente por un tiempo, es peligrosa para un niño que pueda tocar el foco sin querer, pesando que se enfrió.

Placa de Inducción pros y contras

Concina vitrocerámica de inducción
Funcional y cómoda cocina con placa de inducción

Ventajas frente a vitrocerámica

Son más rápidas que su rival al calentar: Al no tener resistencias sino funcionar con campos eléctricos magnéticos, calienta muy rápidamente los recipientes metálicos y distribuye todo el calor de forma eficiente.

Para hervir agua, cocer verdura, pasta o preparar un caldo, es ideal y tan efectiva como lo pueda ser un microondas.

Consume menos que la vitrocerámica: Según algunas empresas expertas en consumo eléctrico, una placa de inducción puede consumir casi la mitad que una vitro.

Esto se debe a que el calor va directamente al recipiente de metal sin un gasto extra y también a que requiere menos energía activar los campos magnéticos de una placa de inducción, que calentar las resistencias de una vitro.

placa de inducción portátil sobre encimera de cocina
Placa de inducción sobre encimera, versatilidad absoluta.

Control absoluto y preciso de la temperatura de cocinado: A diferencia del gas, podemos ajustar con un botón y de forma precisa la fuerza de calor que queramos darle a nuestros guisos y cuando deseemos apagarlo, no seguirá caliente como sucede con la vitrocerámica.

Más seguridad cuando estemos con niños cerca: Como se enfría muy pronto cuando se apaga, resulta más díficil que los niños se quemen al acercarse al foco, siendo más segura que su rival.

De limpieza muy fácil y rápida: Es tan fácil de asear como una vitrocerámica, aunque su limpieza es más rápida, ya que no necesitamos esperar tanto a que se enfríe la superficie.

Desventajas frente a vitrocerámica

Placa de induccion de 60cm
Para la inducción necesitarás recipientes especiales, no sirven todos.

Necesitaremos piezas de cocina concretos: La base de los recipientes que usemos tendrán que ser de un metal que conduzca el imán para que funcione.

Si bien actualmente existe una gran oferta de menaje apto para inducción, cuyo precio a penas varía respecto a los utilizados en la cocina de gas o vitrocerámica.

Algunos recipientes clásicos como el barro, no sirven para inducción.

No son tan baratas como su rival: Su precio es más alto que el de una placa vitrocerámica, aunque cada vez existe menos diferencia.

Si vamos a utilizarla con frecuencia, el ahorro en la factura de la luz compensará la inversión inicial.

Isla central con placa vitrocerámica de inducción Flexible Siemens
La inducción Flexible es menos barata que la vitrocerámica clásica, sin embargo su eficiencia energética la hace una gran inversión.

Hay que adecuar la circulación de calor a nuestra forma de cocinar: Determinados alimentos pueden necesitar un calor gradual, o que no hiervan, por lo que tendremos que saber controlar la distinta potencia calorífica de las placas de Inducción, ya que calientan muy rápido.

Como por ejemplo con el café, es mejor usar un nivel medio de temperatura para obtener mayor provecho de la bebida.

Conoce más en profundidad los distintos modelos de vitrocerámicas antes de comprar, sus ventajas o incovenientes, junto con las diferentes ofertas y precios, navega por nuestro menú y te ayudamos a elegir la “vitro” perfecta para ti.